Arquitectura Política

Sr. Gabriel Rufián de Esquerra Republicana de Catalunya, usted se declara antimonárquico, y yo también lo soy. Usted se declara republicano, y yo también lo soy. Pero usted y yo somos diferentes, usted ha hecho de la política su profesión para vivir de ella, mientras que para mí la política es una herramienta para mejorar la vida de todos los ciudadanos y al margen de la cultura. Le propongo que vayamos juntos: luchemos para conseguir un referéndum en el cual todos los españoles votemos entre una España republicana u otra monárquica. Y además que la capital del Estado español sea Lucus Augusti, Augusta Emerita o Tarraco. ¿Estarías de acuerdo? Creo que no. No aceptarías porque el negocio que tú representas se iría al traste. Ahora vendrías con tu discurso fabricado, y aprendido de memoria, sobre el pueblo catalán y la nación catalana. En realidad, estás defendiendo tu supervivencia, que no es otra, que la de asegurar tu futuro en la política. De lo contrario, no serías rentable para la “causa de los negocios”, la llamada popularmente “causa nacionalista- independentista”, e inmediatamente serías reemplazado por otro peón.

LA POLÍTICA ES UNA CIENCIA, Y COMO TAL, SE SIRVE DEL MÉTODO CIENTÍFICO PARA DESCUBRIR E INTERROGAR LOS FENÓMENOS SOCIALES, ECONÓMICOS Y POLÍTICOS DE UNA SOCIEDAD.

PARA ELLO, EL POLITÓLOGO HA DE SER OBJETIVO Y DESPOJARSE DE SUS PASIONES, INTERESES E IDEOLOGÍA.

META DIFÍCIL DE ALCANZAR PARA TODO MORTAL.

Arquitectura Política

            Nuestro Estado del Bienestar ya no está de moda, ahora lo rentable es la pseudodemocracia de los países emergentes y el totalitarismo chino. En estos países, las multinacionales imponen sus normas sobre materias primas y producción, y en la Unión Europea, sobre la libre entrada de manufacturas y la libre salida de capitales. Por el camino, tanto de ida como de vuelta, se minimizan los ingresos estatales…, el dinero se queda en los paraísos fiscales, los puertos piratas del S.XXI.

LA POLÍTICA ES UNA CIENCIA, Y COMO TAL, SE SIRVE DEL MÉTODO CIENTÍFICO PARA DESCUBRIR E INTERROGAR LOS FENÓMENOS SOCIALES, ECONÓMICOS Y POLÍTICOS DE UNA SOCIEDAD.

PARA ELLO, EL POLITÓLOGO HA DE SER OBJETIVO Y DESPOJARSE DE SUS PASIONES, INTERESES E IDEOLOGÍA.

META DIFÍCIL DE ALCANZAR PARA TODO MORTAL.

Arquitectura Política

            Cuando hablamos de la máxima norma que permite la convivencia entre los ciudadanos de un país, los que piensan con la cabeza de arriba, piensan en una Constitución. Pero, para los muchos que piensan con la cabeza de abajo, es diferente: le dan más importancia a los símbolos. Y puesto que lo importante es la convivencia, pues los símbolos son de capital importancia.

              Imaginemos que la Constitución de 1978 hubiese recogido estos cambios:

1º.- Una bandera diferente a la franquista, pero también a la republicana.

2º.- Capital de España en Lucus, o Emérita, o Híspalis, o Carthago Nova, o Tarraco…

3º.- Nombre diferente a la Guardia Civil.

4º.- Un himno nacional nuevo que no recuerde ningún pasado y con letras de esperanza y de futuro.

            A veces, una mano de pintura es suficiente para detener el óxido del pasado. Seguro que esta España sería diferente y de todos.

LA POLÍTICA ES UNA CIENCIA, Y COMO TAL, SE SIRVE DEL MÉTODO CIENTÍFICO PARA DESCUBRIR E INTERROGAR LOS FENÓMENOS SOCIALES, ECONÓMICOS Y POLÍTICOS DE UNA SOCIEDAD.

PARA ELLO, EL POLITÓLOGO HA DE SER OBJETIVO Y DESPOJARSE DE SUS PASIONES, INTERESES E IDEOLOGÍA.

META DIFÍCIL DE ALCANZAR PARA TODO MORTAL.

Arquitectura Política