ALICANTE Artículos de Opinión
CIUDAD DE LA LUZ: comedia y tragedia.
16 noviembre, 2007
0
Ciudad-de-la-Luz-perspectiva

            Luces, cámara, acción. Esta película comienza cuando el Partido Popular vendió en su día a los alicantinos, que la construcción con dinero público del Parque Temático “Ciudad de la Luz”, sería rentable para los ciudadanos gracias a los visitantes, la producción cinematográfica y la actividad docente.

                  ¿Y qué tenemos después de tres años? Un largometraje de dudosa factura, un pozo sin fondo donde se pierde el dinero público. Y esto es muy grave porque el dinero público no cae del cielo, sino que sale del bolsillo del contribuyente. Si los gestores públicos lo malgastan, pues los alicantinos nos quedamos sin colegios, sin centros de salud, sin viviendas VPO, sin seguridad, sin limpieza, etc…

                  Los visitantes se han quedado en algunos despistados que se acercan a las vallas y que algún día se electrificarán cuando lo exija el guión. Se rodó una película de Astérix porque el lugar era idóneo: aldea gala en medio de la nada. Después del rodaje, Obélix que le va la marcha compra casa… en Benidorm. La actividad docente es el fantasma de la película, se sabe que está,  pero nadie lo ha visto. Dicen las malas lenguas que era italiano pero sin capital y sin expectativas, y que lo han cambiado por un español mejor preparado… en el manejo de fondos públicos. Las mismas fuentes aseguran que es el mismo fantasma con distinto collar.

                   Y como una de estas secuelas tan rentables del cine americano, la historia se repite, promesas incumplidas, expectativas truncadas, dinero público esfumado. Pero no pasa nada. Ahora se dice que para rentabilizar la comedia hay que inyectar más dinero público. Para mejorar las instalaciones, se pretende construir un plató acuático en el mar, comunicado con el recinto principal por un túnel subterráneo. El pozo sin fondo ya tiene fondo, el fondo del mar, inmenso y además oculto porque los guionistas se encargarán de que el túnel sea largo y oscuro.

               A ver si desde el inicio, se trataba de una historia con final sorpresa, y lo principal de esta actuación es la revalorización de todos los terrenos del entorno y la rentabilidad privada. ¡¡¡Malditas sospechas!!! Pero es que este guión ya nos lo conocemos, hicieron con él otra película que titularon “Terra Mitica”, y todos sabemos que las segundas partes siempre son peores que las primeras.

                   Además de “pelis”, también están rodando culebrones. Hay uno muy bueno que aún no tiene título pero el tema es didáctico para los tiempos que corren.  Dos pesos pesados del organigrama de un complejo cinematográfico alicantino, y cuya misión es captar rodajes para sus platós, se alían con la competencia para financiar una gran producción internacional de alto coste tutelada por Hollywood y rodarla fuera de sus estudios. El enredo es grande porque en realidad sólo son dos socios los que se benefician ya que son dueños de otras empresas del sector y negocian con unos estudios alemanes para financiar y producir la película al margen del complejo español. Mientras tanto el Director General y demás consejeros no se enteran, o no quieren enterarse de los negocios privados que llevan a cabo estos dos consejeros valiéndose de sus cargos públicos. Parece ser, que a pesar de todo, y mientras todos coman de la sopa boba, todos son amigos y a nadie le preocupa los 116 millones de euros de deuda que arrastra el complejo, aunque es sabido que las envidias son traicioneras y en cualquier momento puede estallar la rebelión en la granja. Más aún, cuando se comenta que Pompeya, la mayor producción de la historia del cine europeo, que tenía previsto filmarse en Ciudad de la Luz, se ha suspendido. Ni en las mejores películas de Alfred Hitchcock hay tanto suspens, todos sospechan de todos. Los guionistas no han querido desvelar el final, y como ocurre en estos casos, cada uno se inventa el suyo. El final que más se repite es el que sale a escena el jefe-maestro Alperitieneunafloreneltrasero para tranquilizar el patio y le dice al pequeño saltamontes-gerente: “Franco tenía sobre la mesa de su despacho dos montones de expedientes. El primero, los que se resolvían solos. El segundo, los que se resolvían con el paso del tiempo. A mí, ya ves donde estoy, me ha ido de fábula. Olvídate de los problemas, cierra los ojos y diviértete, y ya que estás en el mundo de los cómicos, haz tus pinitos de actor”. El alumno disciplinado obedece y deja el camino despejado para las tramas. Unos dicen que no se entera de la película porque es tonto, otros, sin embargo dicen que es más listo que el guionista y el maestro, que es para conservar su sillón de Director. El rodaje del culebrón aún no ha terminado.

           Probablemente la mayoría de los empresarios y de los políticos son ciudadanos honrados y su afición no sea el saqueo de las arcas públicas. Sin embargo, gracias al atrezzo, maquillaje y vestuario del que disponen, hay empresarios que se disfrazan de políticos y políticos que se camuflan de empresarios. Y éstos son los verdaderos bandidos y delincuentes de las tragedias reales.

     Seguiremos sospechando y especulando hasta conocer el final de esta tragicomedia porque aquí miente hasta el apuntador, y porque el desenlace merece la pena: quiénes se benefician y quiénes pagan las decisiones políticas del Partido Popular.

Sobre el autor

Luis Perant Fernández

Luis Perant Fernández

Relacionados

/ También puedes ver estos artículos

a-que-ong-donar

ONGS Y GLOBALIZACIÓN.

¿Y si las ONGS fuesen un invento empresarial o de...

Leer más
maxresdefault

PULSO INDEPENDENTISTA.

Y defender la Constitución no es salir ahora con ...

Leer más
NUEVAS TECNOLOGÍAS

POLÍTICA Y NUEVAS TECNOLOGÍAS.

Este desfase entre estructura mental y nivel tecno...

Leer más

Hay 0 comentarios