Cuando te sales un milímetro del guión impuesto por los neoliberales, dueños y señores de la Unión Europea, ninguna prensa escrita te publica el artículo. Pero como sólo soy aficionado en esto de escribir y tengo más moral que el Alcoyano, seguiré escribiendo aunque sólo sea para aliviar mi impotencia ante tanta injusticia del recorte. Y no hablo del recorte del gasto público que podría cambiar a largo plazo. Me refiero al recorte de los derechos sociales, económicos y políticos obtenidos por el sacrificio y lucha de varias generaciones. En sólo una década, todo se ha perdido. Cómo hemos educado a nuestros hijos, o cómo nos los han socializado, para que una gran mayoría de ellos, con más de 30 años aun vivan en casa, y su mayor preocupación sea pasar las pantallas de los juegos de la videoconsola. Inquietudes políticas, que no es otra cosa que la organización de la sociedad para que nuestro paso por la vida sea más llevadero, y la distribución de los derechos y deberes esté mejor repartida, pues NADA DE NADA.

En la Antigüedad, los griegos decían que la NATURALEZA es la porción de la realidad que podemos captar con nuestros cinco sentidos, pero que existe otra parte infinita de la PHYSIS que los hombres son incapaces de percibir. A esos fenómenos invisibles para el ser humano, pero que ellos aseguraban su existencia, les llamaron NOÚMENOS. Es lo que Kant denominó: “conocimiento racional puro” en oposición al “conocimiento sensible”.

 

Ese ejercicio de abstracción de los griegos antiguos fue el punto de partida primordial y esencial para el desarrollo de las Ciencias Naturales y Sociales, tal como las conocemos hoy día. Asegurar la existencia de los noúmenos alentó investigar lo que no se ve, pero que la razón insiste en su presencia, por ejemplo: las matemáticas, el magnetismo, la electricidad, las ondas, la electrónica, la fisión y fusión nucleares, la informática…

 

En Ciencias Políticas es difícil distinguir entre conocimiento sensible y conocimiento racional puro, porque siempre hay dudas sobre la objetividad de los resultados: el hombre investiga al hombre por encargo, para mejorar su vida o para empeorarla. Además, la Política es el instrumento de poder que domina todas las actividades y necesidades del ser humano, es la palanca codiciada de todo gran negocio lícito o ilícito. Por ella, se mata. Por tanto, en Política lo blanco puede disfrazarse de negro y viceversa también.

MIS IDEAS… 5

Sobre el autor

Luis Perant Fernández

Luis Perant Fernández

Relacionados

/ También puedes ver estos artículos

MIS IDEAS… 16

Leer más

MIS IDEAS… 15

Leer más

MIS IDEAS… 14

Leer más

Hay 0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *