Artículos de Opinión
PRODUCTO DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS.
18 junio, 2016
0
roto_ciudadano_noticia
escanear0004

          No pienses que en otras culturas y épocas, los individuos son o fueron mejores o peores que ahora. Las generaciones son diferentes porque siempre, en cada época, lugar, cultura y religión, “el modo de producción, el nivel tecnológico y el sistema educativo de cada sociedad configuran las relaciones sociales y moldean a sus individuos”. Es como si en cada lugar y época, toda generación estuviese formada por individuos clonados, exceptuando una minoría de ciudadanos pensantes que nunca se deja encasillar completamente.

          Para que nadie escape del control, el poder político “facilita, promociona y subvenciona” la agrupación de esa minoría discordante en asociaciones y grupos “de moda”, para tenerlos catalogados y “a mano”, por ejemplo: ecologistas, nacionalistas, feministas, homosexuales, anarquistas, artistas, intelectuales, extremistas a la izquierda, extremistas a la derecha, activistas altruistas de Ong ´s institucionales, en asociaciones políticas, sindicales, profesionales, reivindicativas, culturales, deportivas, vecinales… El “divide y vencerás” cobra aquí todo su esplendor y eficacia como instrumento político de Poder. Sin embargo, en un sistema político democrático “no intervenido”, el asociacionismo debería ser voluntario o como mucho canalizado, pero no subvencionado, porque  en todo negocio o actividad, el que paga manda.

          En una Sociedad sin tutelas ni prejuicios sólo deberían existir dos grupos de ciudadanos, los buenos ciudadanos que cumplen las normas y las leyes, y los malos ciudadanos que por norma no cumplen las leyes. El Estado debería primar y promocionar a unos, y, sancionar y reeducar a los otros. Una Sociedad avanzada, globalizada y democrática no debe prejuzgar al ciudadano por su raza, etnia, género, lengua, religión, ideas políticas, sexualidad, afiliación, estatus social…, sino por su integración y cumplimiento de las normas y leyes de dicha Sociedad.

          Somos el producto de la socialización y políticas públicas de nuestros gobernantes, pero también el producto de nuestro pasado, época y cultura. Por tanto, cuanto antes recuerdes y ordenes el proceso por el cual has llegado a ser lo que eres, menos te sorprenderán tus ideas y comportamiento en cualquier conflicto de interés, y mejor comprenderás las ideas y comportamiento de los demás. Sin olvidar que cada uno de nosotros captamos la misma y única realidad sirviéndonos de nuestros sentidos, pero interpretándola según nuestra cultura y nuestros conocimientos. Es decir, que un mismo acontecimiento marca y moldea de forma diferente a cada uno de nosotros. También es cierto, que ese mismo acontecimiento pasa desapercibido para otros ciudadanos, y por tanto, ni los mejora ni los empeora.

          Tu cultura, tus conocimientos y tus vivencias determinan tus sueños y tus pesadillas. Tus sueños te acompañan y tus pesadillas te persiguen, ambos hasta la muerte. Por tanto, no asistas como simple espectador a tu paso por esta vida, opina de la Sociedad, participa en Política. Este mundo también es tuyo, es de todos.

Sobre el autor

Luis Perant Fernández

Luis Perant Fernández

Relacionados

/ También puedes ver estos artículos

aroche-la-constitucionparaninosinfantil1cicloprimarianueva-3-728

SE IMPONE REFORMAR NUESTRA CONSTITUCIÓN.

La Constitución Española de 1978 necesita despoj...

Leer más
22228642_1488577927846425_2085272938718370822_n

EXTREMISMOS Y TOLERANCIA.

El comportamiento extremista de los españoles, y ...

Leer más
maxresdefault

CONFLICTO EN CATALUÑA.

Y defender la Constitución no es salir ahora con ...

Leer más

Hay 0 comentarios

Deja un comentario